Seguridad alimentaria, mediante el establecimiento de bancos de semillas criollas como medida de adaptación al cambio climático

Las comunidades del Municipio de Concepción de María, están ubicadas al sur del departamento de Choluteca, en el corredor seco, su territorio está compuesto por pendientes muy pronunciadas y veranos prolongados, la mayoría de sus habitantes se dedican a una agricultura convencional o migratoria con acceso a recursos productivos limitados; a lo anterior se une otra fuerte amenaza, la introducción de semillas transgénicas en la zona.

Con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de estas familias la Asociación de Comités Ecológicos del sur de Honduras ACESH, mediante el Programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC), financiado por el ministerio de cooperación Alemania a través de KFW, se encuentran implementando el Subproyecto: Seguridad alimentaria, mediante el establecimiento de bancos de semillas criollas como medida de adaptación al cambio climático.  Dentro de las actividades realizadas en la ejecución del Subproyecto se han obtenido los siguientes resultados:

 

  • Entrega de semillas criollas a 275 familias de 14 comunidades del municipio de concepción de María, Choluteca, Honduras, que contempla maíz, sorgo, frijol rojo y frijol alacin.
  • Construcción de 14 bancos de reservas de semillas criollas.
  • Aprovechamiento de los recursos locales como medidas de fertilización y de control de plagas y enfermedades.
  • Los agricultores con el apoyo de los técnicos lograron una producción de 3500 quintales de maíz, 450 quintales de frijol rojo y 193 quintales de frijol alacin.
  • Intercambio a la comunidad de Monte Oscuro, en el municipio de Concepción de María, para conocer la experiencia de los bancos de semillas, fortaleciendo los conocimientos de los agricultores sobre el manejo de reservas de semillas criollas.

 

Bancos de semillas criollas
Bancos de semillas criollas

Mediante el empoderamiento de los agricultores y agricultoras en la producción ecológica, la diversificación de cultivos, la incorporación de abonos e insecticidas naturales, el manejo y sostenibilidad de los bancos de semillas, así como la recuperación y protección del bosque seco de la zona de intervención, se ha logrado una mayor cohesión social entre las comunidades, mejorando la seguridad alimentaria en las familias y fomentando una mayor conciencia conservadora del medio ambiente en los productores.