Taller Intercambio Regional sobre Capacidades REDD+ Panamá 17 y 18 de setiembre

Durante los días 17 y 18 de setiembre, se desarrolló en Panamá un intercambio de experiencias en materia REDD+ entre diferentes grupos comunitarios de Centroamérica, Caribe y Suramérica. REDD+ es una iniciativa para la Reducción de las Emisiones derivadas de la Deforestación y la Degradación de los Bosques, impulsada por diferentes organismos multilaterales, entre ellos el Banco Mundial, que a través del Fondo Cooperativo del Carbono de los Bosques, una asociación global de gobiernos, empresas, sociedad civil y pueblos indígenas; financia un programa de construcción de capacidades en el tema.

 En el marco de este Programa, ACICAFOC está implementando el Proyecto denominado Creación de Capacidades de REDD+ para la sociedad civil y comunidades locales de América Latina y el Caribeque busca proporcionar herramientas para una mayor participación, enriqueciendo las discusiones y debates regionales pertinentes.

Este taller regional en Panamá, es el tercero de las 7 actividades de intercambio previstas, y se realizó de forma previa y como preparación para el Diálogo de REDD+ para América Latina y El Caribe, realizado también en la Ciudad de Panamá, los días 18, 19 y 20 de septiembre del 2019.

 Durante dos días se compartieron las experiencias y los resultados más destacables obtenidos por las diferentes organizaciones desarrolladoras de sub-proyectos, con el fin de identificar lecciones aprendidas en la primera etapa y orientar a las nuevas iniciativas e inversiones en materia de REDD+.

La metodología propuso una consulta participativa, técnica y política, buscando generar los insumos para estrategias regionales que estimulen prácticas innovadoras de REDD+.

Buenas Prácticas Identificadas

 En total fueron ocho las experiencias socializadas. Desde Panamá se compartieron los proyectos de OMUB, Mujeres Unidas de Bonyic, sobre Ecoturismo Étnico y la Granja Santa Elena sobre Manejo Forestal Comunitario. Honduras, por su parte presentó las experiencias de FEHCAFOR, con su Estrategia de Socialización Nacional REDD+ y del Pueblo Pech, comunidad Subirana, sobre Conservación y Compensación. Desde El Salvador, ACOPIDECHA de Chalatenango, contaron sobre la Gestión del Conocimiento y las Réplicas Educativas para dar a conocer REDD+, así como proyectos piloto de apicultura.

Guatemala, por su parte, tuvo la voz de CONAP con sus programa de Compensación, con énfasis en los vínculos comunitarios, proyectos de captación de agua de lluvia, estufas ahorradoras y fincas energéticas. Paraguay, presentó Paraguay Bio, un proyecto con enfoque intercultural, incluyendo a campesinos e indígenas, que busca mantener y restaurar bosques en el Corredor Biológico de la zona del bosque Atlántico del Alto Paraná. República Dominicana, con APROGLOBO, compartió su experiencia de Comunicación y Difusión de la estrategia REDD+, para el empoderamiento de las comunidades y asociaciones de base, fundamentalmente aquellas con mayor fragilidad ambiental.

Lecciones Aprendidas

Entre los aprendizajes más relevantes se mencionó la importancia de la adaptación al lenguaje de los territorios así como sus contenidos, de manera que la socialización y divulgación sea pertinente culturalmente. Esto implica adaptar o “tropicalizar” el lenguaje y las metodologías antes de las consultas previas. Todo tiene que ser entendible, fácil, popular e incluyente, sin enredos, respetando las cosmovisiones.

Se propone realizar un trabajo intergeneracional, desde el curso de vida, para ser más equitativos, ya que el beneficio debe ser para todos los que protegen los bosques, promoviendo el aprendizaje continuo. Se debe incluir a todas las personas, no se trata de relevar con nuevas generaciones simplemente, sino de integrar habilidades.

Se reconoce la oportunidad de crear sintonias, sincronias y confluencias entre los distintos actores REDD+: Banco Mundial, ACICAFOC, Comunidad, Gobiernos Centrales y Locales, fortaleciendo las alianzas y sensibilizando a las autoridades locales, respetando siempre las institucionalidades.

Para que los procesos avancen positivamente, se ve como aspecto clave, partir siempre desde el bien común, con las asociaciones de base comunitaria y no desde el interés individual. Los fondos deben ser administrados por organizaciones con antecedentes de trasparencia en el manejo de recursos y rendición de cuentas, reconocidas regionalmente.

No se puede hablar de conservación de los bosques sin la gente, la gente que vive y cuida los bosques está en peligro, en muchos países de la región defender el agua y la tierra está criminalizado, les cuesta la vida a activistas ambientales. Además, es dificil mantener y cuidar el bosque si hay hambre, es urgente trabajar la seguridad alimentaria. No se trata de producir más, sino más equilibradamente y distribuir mejor.

Oportunidades de Mejora

La descoordinación entre la parte política y la técnica, es un aspecto a mejorar, ya que en muchos casos se orientan con objetivos diferentes. Los puntos focales en REDD+ deben tener mayor acercamiento a las comunidades y promover el fortalecimiento de las capacidades locales, dando seguimiento oportuno a los proyectos, de manera que se puedan realizar cambios si se requiere.

En este sentido, es relevante adaptar los proyectos a los medios de vida, para que surjan ideas de emprendimiento.

Se menciona también la necesidad de reducir y agilizar la burocratización de las instancias gubernamentales y los organismos internacionales, en cuanto a requisitos para participar de los fondos disponibles. Resulta de vital importancia para la adecuada implementación de REDD+ que exista un enfoque de institucionalidad y de rendición de cuentas, de tal manera, que los recursos sean ejecutados por organizaciones con representaición y credibilidad regional.

Factores de Éxito

La divulgación de buenas prácticas y la capacitación a partir de necesidades comunales, de forma diferenciada, estimula e inspira el desarrollo de mejores ideas de proyectos.

Los procesos de rendición de cuentas desde las comunidades y la aplicación de auditorias sociales por medio de asambleas comunales garantizan la sostenibilidad de los proyectos.

La participación en los espacios de diálogo intersectorial desarrolla habilidades de negociación por parte de los lideres comunales.

El uso de la tecnología, facilita la comunicación y difusión de resultados, además de promover la innovación en los proyectos.

Para contribuir a la seguridad alimentaria se recomienda enlazar la reforestación con pagos por servicios ambientales y una producción más amigable con el ambiente (orgánica), promoviendo cultivos permanentes con sistemas agroforestales dinámicos.