Acicafoc

Llámenos:+506 2236-6217

Escríbanos:oficinaregional@acicafoc.org

Dirección: Moravia, San José, CR

Category: Blog

Agricultura biodiversa con valor agregado para la generación de ingresos y seguridad alimentaria en la comunidad de Hopkins

Agricultura biodiversa con valor agregado para la generación de ingresos y seguridad alimentaria en la comunidad de Hopkins

El pueblo de Hopkins está situado en la costa sur de Belice, fundado en el año 1800 cuando un grupo de garífunas llegaron desde Honduras, y se colocaron en el área.

En los últimos años se ha desarrollado como un destino turístico debido a sus hermosas playas y la cercanía al Santuario de fauna de la cuenca de cockscomb, mejor conocido como la reserva del Jaguar.

Siembra de yuca y maní
Siembra de yuca y maní

La población de Hopkins, solía ser autosuficiente en alimentos derivados del mar y de las tierras costeras donde construyeron sus comunidades.

En la comunidad Garífuna tradicional, los hombres solían ser los pescadores y los cazadores mientras que las mujeres y los niños laboraban en las granjas de subsistencia donde cultivaban yuca, plátanos y otros productos agropecuarios para el sustento familiar.

Solían practicar su cultura y tener valores propios basados en la cosmovisión garífuna, practicaban lo que se puede llamar buen vivir en armonía con la naturaleza, los habitantes, el mundo y los antepasados, los cuales invocaban regularmente para proporcionar Guía y sabiduría en su forma de vida.

Con el pasar de los años los hábitos de alimentación han cambiado y los miembros de la comunidad ahora consumen el trigo importado, harina, arroz comprado y productos procesados y enlatados.

Debido a esto se ha presentado un cuadro de desnutrición en la población, especialmente en los niños.

En la ejecución del subproyecto: Cerebuitu (buen cereal), la organización Hopkins Farmers, está cultivando 20 acres (8 hectáreas) con prácticas agrobiodiversas mediante la plantación de plátano, jengibre, maní, yuca, sésamo y dasheen (sistema agrícola diversificado).

Además, de adquirir equipo y capacitar a los miembros de la organización para el procesamiento de la materia prima en el producto final llamado CEREBUITU.

Mediante este subproyecto se han beneficiado 15 familias, miembros de Hopkins Farmers Cooperative

Subproyecto implementado a través del programa de Agro biodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC), financiado por el Ministerio de Cooperación de Alemania a través del Banco KFW y ejecutado por ACICAFOC.

 

 

Desarrollo Comunal Y Conservación De Los Recursos Naturales en Agua Caliente, Puntarenas, Costa Rica

Ubicadas en Costa Rica, Puntarenas, en la zona de amortiguamiento del Parque Internacional de la Amistad (PILA) se encuentra La Asociación Femenina de Agua Caliente (ASOFAC), un grupo de mujeres que incentiva el desarrollo comunal y la conservación de los recursos naturales presentes en las comunidades aledañas al (PILA).  Esta organización brinda servicios de hospedaje, alimentación con comidas típicas de la zona, tour con guías campesinos a atractivos naturales y culturales de la zona. Mediante el Subproyecto: Unidades Diversificadas, Área Multifuncional y Fondo Rotativo, actualmente se está trabajando en la construcción de la cocina para complementar la infraestructura de cabinas que ya la asociación tiene para trabajar en el turismo rural comunitario y así poder ofrecer todos los productos que los socios producen en sus fincas.

Gracias al Programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC), financiado por el Ministerio de Cooperación Alemana a través del Banco KFW, en la ejecución de este Subproyecto se han beneficiado un total de 10 familias agricultoras, con semillas de rábano, culantro, repollo, maíz, tomate, cebollín, vainica, pepino, lechuga, zanahoria, cebolla blanca, espinaca, cebolla morada, remolacha, apio, almacigo de café, etc. Además de eso los cultivos como frijoles yuca maíz, plátano, limón, producidos de forma convencional se está haciendo la transición a ser producidos orgánicamente.

 

Dentro del subproyecto se han realizado intercambios de plantas medicinales entre las socias para que todas puedan tener acceso a estas plantas y crear la diversidad entre todos ya que la mejor manera de aumentar, conservar y preservar las especies es la distribución y propagación de las mismas, en total se han logrado reproducir 30 especies diferentes entre ellas, juanilama, manzanilla, romero, zacate de limón, sauco, azul de mata, albahaca, menta, hierva buena, tilo, Jamaica, malva, insulina, llantén, entre otros.

 

En las fincas de las socias de ASOFAC, se han reparado invernaderos y se están implementando sistemas de riego para aprovechar mejor los recursos existentes, además de construir gallineros para la cría de gallinas y pollos, con esto se ayuda a la alimentación y a la economía familiar con la venta de huevos y pollos de pastoreo.

Entre las comunidades beneficiarias se tienen: Agua Caliente, La Escuadra, Santa Elena y Santa María de Pittier. Las familias beneficiarias han recibido formación en temas de medio ambiente, sistemas agroforestales, elaboración de fertilizantes, abonos orgánicos, forrajes verdes hidropónicos, manejo de suelo y curvas a nivel para trabajar terrenos quebrados muy comunes en la zona, sin dañarlos y dándoles un máximo aprovechamiento.

Desarrollo Comunal Y Conservación De Los Recursos Naturales en Agua Caliente, Puntarenas, Costa Rica
Seguridad alimentaria y  rescate de la cultura Garífuna en la comunidad de Cusuna, Iriona, Colon, Honduras

Seguridad alimentaria y rescate de la cultura Garífuna en la comunidad de Cusuna, Iriona, Colon, Honduras

La Empresa de Producción Nueva Luz, está conformada por un grupo de hombres y mujeres que residen en la comunidad de Cusuna, en el Municipio de Iriona, Departamento de Colon, Honduras, este grupo realiza actividades de industrialización del cazabe para el consumo familiar y  el excedente para la comercialización, el ingreso económico que genera el cazabe es invertido en la compra de víveres para alimentar la familia y algunos gastos básicos.

A través del Subproyecto Weigi, Warani agei: Alimentos y medicina afrodescendientes, ejecutado Mediante el Programa “Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC)” Financiado por el ministerio de Cooperación Alemana a través del Banco KFW, se ha fortalecido la seguridad alimentaria y el rescate de la cultura Garífuna.

En la ejecución de este Subproyecto se han visto beneficiados de manera directa 15 familia y de manera indirecta toda la comunidad indígena de la etnia Garífuna (Garinagu), con la reconstrucción del centro de procesamiento de yuca y derivados, la adquisición de un molino rallador de yuca y canastas para el exprimido de la masa, además de recibir capacitación sobre emprendedurismos con enfoque de género y manejo de registros contables.

Hijos de plátano para siembra
Hijos de plátano para siembra

Se adquirieron 2,000 hijos de plátanos y 17 variedades de Yuca, realizando la siembra de 15 parcelas de yuca y el establecimiento de una parcela diversificada con Yuca, Malanga, Yampan, Cocos, Balaire (un material especial utilizado para la elaboración de artesanía para procesar el Casabe) Baisawa y hiervas medicinales, permitiendo a estas familias tener accesibilidad a medicina natural,  alimentos  orgánicos, variados y frescos en tiempos de COVID-19.

Se realizó la ampliación del banco de germoplasma, siendo este de mucha importancia para las comunidades Garífunas, porque se rescatan y se vuelven a integrar variedades de plantas medicinales y de tubérculos en las parcelas comunitarias, con el fin de contribuir a la Agrobiodiversidad y a la preservación de la identidad cultural del Garífuna. Identidad Cultural porque el Garífuna, tiene su propia gastronomía y sus ingredientes principales son tubérculos, mariscos y coco. Al ser una comunidad lejana a la ciudad, carecen de servicios básicos de salud, y al no contar con hospitales la medicina natural es la única alternativa para salvaguardar sus vidas.

 

 

Seguridad alimentaria, mediante el establecimiento de bancos de semillas criollas como medida de adaptación al cambio climático

Las comunidades del Municipio de Concepción de María, están ubicadas al sur del departamento de Choluteca, en el corredor seco, su territorio está compuesto por pendientes muy pronunciadas y veranos prolongados, la mayoría de sus habitantes se dedican a una agricultura convencional o migratoria con acceso a recursos productivos limitados; a lo anterior se une otra fuerte amenaza, la introducción de semillas transgénicas en la zona.

Con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de estas familias la Asociación de Comités Ecológicos del sur de Honduras ACESH, mediante el Programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC), financiado por el ministerio de cooperación Alemania a través de KFW, se encuentran implementando el Subproyecto: Seguridad alimentaria, mediante el establecimiento de bancos de semillas criollas como medida de adaptación al cambio climático.  Dentro de las actividades realizadas en la ejecución del Subproyecto se han obtenido los siguientes resultados:

 

  • Entrega de semillas criollas a 275 familias de 14 comunidades del municipio de concepción de María, Choluteca, Honduras, que contempla maíz, sorgo, frijol rojo y frijol alacin.
  • Construcción de 14 bancos de reservas de semillas criollas.
  • Aprovechamiento de los recursos locales como medidas de fertilización y de control de plagas y enfermedades.
  • Los agricultores con el apoyo de los técnicos lograron una producción de 3500 quintales de maíz, 450 quintales de frijol rojo y 193 quintales de frijol alacin.
  • Intercambio a la comunidad de Monte Oscuro, en el municipio de Concepción de María, para conocer la experiencia de los bancos de semillas, fortaleciendo los conocimientos de los agricultores sobre el manejo de reservas de semillas criollas.

 

Bancos de semillas criollas
Bancos de semillas criollas

Mediante el empoderamiento de los agricultores y agricultoras en la producción ecológica, la diversificación de cultivos, la incorporación de abonos e insecticidas naturales, el manejo y sostenibilidad de los bancos de semillas, así como la recuperación y protección del bosque seco de la zona de intervención, se ha logrado una mayor cohesión social entre las comunidades, mejorando la seguridad alimentaria en las familias y fomentando una mayor conciencia conservadora del medio ambiente en los productores.

Seguridad alimentaria, mediante el establecimiento de bancos de semillas criollas como medida de adaptación al cambio climático
Rescatando las semillas criollas, la agrobiodiversidad y las tradiciones productivas, en la Pampa Guanacasteca

Rescatando las semillas criollas, la agrobiodiversidad y las tradiciones productivas, en la Pampa Guanacasteca

En la Pampa Guanacasteca, con la influencia del río Tempisque y una gran cercanía a las zonas de protección como  son el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cipanci y el Parque Nacional Palo Verde, se promueve el rescate de las semillas criollas y  la agrobiodiversidad, esto con las tradiciones productivas de nuestros antepasados, a través del Subproyecto: Yunta y Espeque rescate de los sistemas tradicionales de siembra volviendo la esperanza a la producción; ejecutado a través del programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC), gracias a La Cooperación  Alemana a través del Banco KFW, donde se ha logrado potenciar el fortalecimiento de la Asociación de Desarrollo Agroecoturístico Loma Larga, con infraestructura, estrategias de planificación, mejoramientos del recurso suelo, uso racional del recurso agua con la implementación de un sistema de aprovechamiento racional (sistemas de riego), uso óptimo de los ecosistemas, también se ha logrado  visualizar un escenario productivo de forma agroecológica amigable con el entorno.

Poda de 8 hectáreas de mango para su posterior certificación 

A través del subproyecto se han visto beneficiadas 5 comunidades, entre ellas: Ortega, Bolsón, Corralillo, Guinea y Talolinga y en forma directa un total de 12 familias las cuales han recibido formación en temas de medio ambiente, hidroponía, abonos orgánicos, elaboración de Bio insumos, implementación de riego por goteo, atención al cliente, turismo rural, sistemas silbo pastoril, senderismo, humedales, cambio climático, emprendedurismo y agricultura orgánica.

Dentro de las actividades incluidas en el subproyecto y a nivel productivo se encuentran la certificación de 8 ha de mango orgánico ya existente y la siembra de 4 ha de terreno con semillas preservadas de Maíz, maní, frijol y ayote.

En el desarrollo del subproyecto  se implementó la primera etapa de el sistema de riego por goteo con la instalación de la bomba de agua, en este momento se está con la distribución de la red hídrica para el sistema de riego por goteo en las 4 hectáreas de terreno, por otro lado se realizó la compra de herramienta agrícola para el mantenimiento de las siembras de mango y para realizar las  podas de saneamiento; gracias a la cooperación del Ministerio de Agricultura de la región de Santa Cruz,  se ha capacitado a los miembros de la organización para que realicen el respectivo manejo de dichas podas. Dentro de otros resultados alcanzados tenemos la adquisición del mobiliario de oficina y equipo, se adquirió una computadora y una impresora lo cual ha fortalecido a la organización para su mejor funcionamiento y orden.

Gracias a la inversión que se esta haciendo en estos momentos tan complicados originados por la pandemia del COVID-19 la organización ve con gran expectativa el desarrollo del subproyecto ya que se ha apostado a velar por la seguridad alimentaria aprovechando el conocimiento cultural a través de la siembra de la yunta y el espeque, añadiendo a esta la tecnología con un sistema de riego por goteo para optimizar la producción tanto en invierno como en verano.  En estos momentos es indispensable pensar en la generación de alimento, pero de una forma sostenible y amigable con el ambiente como la organización de Loma Larga, lo está haciendo. Ya que los conocimientos agrícolas tradicionales pueden considerarse como una “reserva” de saberes de la que también forman parte las mejores prácticas para una agricultura sostenible. Estos conocimientos siempre han sido fundamentales para la adaptación a las condiciones ambientales específicas de cada lugar.

 

 

Diversificación Productiva con Enfoque Agroecológico en Sayaxché, Petén, Guatemala

En Sayaxché Petén, Guatemala, se fortalece y promueve la diversificación agroecológica, fomentando la soberanía alimentaria y la defensa del territorio, a través de la ampliación de sistemas agroforestales para la recuperación de la seguridad alimentaria con el enriquecimiento de sistemas de policultivos, así como la inversión en el mejoramiento del tratamiento de post cosecha y cadenas de valor agregado.

Entrega De Semillas De Piña Y Plátano

Gracias al Programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC),  financiado por La República Federal de Alemania a través de KFW, mediante el Subproyecto Diversificación Productiva con Enfoque Agroecológico “Fomento de la Soberanía Alimentaria y la Defensa del Territorio en Sayaxché Petén”,  se han beneficiado un total 37 familias indígenas de la etnia Q’eqchi’, pertenecientes a 7 comunidades del municipio de Sayaxché, departamento de Peten, se han entregado 5,740 hijuelos de plátanos, 12,000 semillas de piñas, 5,000 esquejes de yuca, 1,500 plantas de zapote, paterna y aguacate, 2,100 plantas de pimientas y 10,710 plantas de cacao injertados, a los asociados activos de la Cooperativa Integral Agrícola El Sembrador Ecológico ―COPISE.

 

Entre las comunidades beneficiarias se tienen: Aldea Nueva Esperanza, Caserio San Joaquín, Caserio Rosalito, Caserio Nuevo Coban, Aldea Las Camelias, Caserío Semapac, Caserío Sepur y Santa Marta. Las familias beneficiarias recibieron formación en temas de medio ambiente, sistemas agroforestales, elaboración de fertilizante foliares, manejo de suelo y preparación de parcelas para la diversificación de cultivos nativos; además se han realizado giras de intercambios de experiencias en temas de manejo de sistemas agroforestales, rescate de semillas y producción de cacao.

 

En el territorio de Sayaxché aún se encuentran fragmentos de áreas de bosque naturales protegidos y manejados por los indígenas de la etnia Q’eqchi’, fuentes de agua de importancia para las comunidades (nacimientos, arroyos, lagunas y ríos), tierras para producción campesina en menor escala y una biodiversidad de semillas nativas que son la fuente principal para la producción de alimentos. Dichos recursos, sin embargo, tienden a ser amenazados por la presión agropecuaria, sobre todo por los monocultivos de palma africana. Por lo que la implementación de sistemas agroforestales es una estrategia para salvaguardar dichos recursos.

Diversificación Productiva con Enfoque Agroecológico en Sayaxché, Petén, Guatemala
Inversiones Previas a la Llegada Del Covid-19 Permiten Afrontar de Mejor Forma la Crisis Alimentaria en El Salvador

Inversiones Previas a la Llegada Del Covid-19 Permiten Afrontar de Mejor Forma la Crisis Alimentaria en El Salvador

Gracias al Programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC),  financiado por La República Federal de Alemania a través de KFW, la Asociación Cooperativa de Producción Artesanal y Comercialización para el Desarrollo y Aprendizaje de la Juventud del Área Rural (ACODASJAR DE RL) puso en marcha el subproyecto, “Jóvenes Cambiando Estilos de Producción, una etapa de transición de químico orgánico”  en el mes de julio de 2019 en un sector de Sacacoyo, en el cantón La Montañita, Departamento de La Libertada.

A través de este subproyecto se impulsa el cultivo de tomates orgánicos por medio de la aplicación de prácticas y tecnologías que buscan una producción limpia y sostenible, se construyó un reservorio  de aguas lluvias de 122 metros cúbicos con sus canales de abastecimiento, dicho reservorio trae grandes beneficios al desarrollo de los cultivos ya que en épocas de sequía, disponen de agua para continuar con el proceso normal de las cosechas,  se cambió el techo total en un invernadero con material de alta calidad que protege los cultivos y  los trabajadores de la radiación UV, además se construyó una bodega  y una galera para preparación de sustrato y se suministró insumos orgánicos, plantines y herramientas para el manejo de la producción

Las inversiones han sido significativas para fortalecer y sostener la producción de hortalizas, principalmente el tomate que tiene una mayor demanda en el mercado salvadoreño, convirtiéndose en la principal herramienta de subsistencia y oportunidad laboral para asociados y para la comunidad ante la crisis alimentaria que la pandemia del Covid -19 y la Tormenta Amanda, han generado.

Sub proyectos como éste permiten a  los jóvenes ser actores claves en la reactivación económica, dado que cuentan con los activos productivos necesarios para enfrentar la crisis alimentaria en el país. Demostrando que los recursos bien administrados, de la mano de la cooperación internacional tienen excelentes resultados, en el desarrollo económico, social y productivo de las organizaciones comunitarias.

Garantizando La Seguridad Alimentaria Mediante La Producción Diversificada En Tiempos de Covid-19

El Corredor Seco de Honduras es una zona de bosque tropical seco, ubicado en la zona sur y sur occidente del país, en esta región encontramos una pequeña comunidad llamada El Santuario, en la Aldea San Ramón Arriba, municipio de Choluteca, perteneciente al departamento con el mismo nombre. Es una comunidad con 86 familias, que no cuentan con servicios de comunicación (con una carretera de tierra en mal estado, en tiempos de lluvia quedan incomunicados y el único autobús que viaja a su comunidad, se dañó), son familias de escasos recursos, dependen de sus siembras para autoconsumo y para generar ingresos deben salir de la comunidad a otros lugares cercanos para solicitar empleo, a esto se suma que el verano se prolonga cada año y les ha tocado perder sus cosechas.

La comunidad cuenta con una fortaleza, están organizados bajo la figura de una Empresa de Servicios Múltiples Unidad Fe y Esperanza, mas conocida por sus siglas (ESMUFES), con emprendimiento y el deseo que sus pobladores cuenten con oportunidades de generar ingresos en la comunidad, han trabajado unidos, en equipo, con el apoyo de aliados estratégicos para garantizar sus medios de vida y seguridad alimentaria de sus familias.

Vivero de marañón

La Asociación Coordinadora Indígena y Campesina de Agroforestería Comunitaria Centroamericana (ACIACFOC) en el marco del Programa Manejo Integrado de Recursos Naturales con Pueblos Indígenas en Centroamérica (PMRN) les apoya con el Subproyecto, Santuario: comunidad Hondureña con Practicas de producción bajas en carbono, financiado  por la República Federal de Alemania a través de KFW, donde han logrado  reforestar 50 Hectáreas con cultivo de marañón, 8 sistemas de cosecha de agua lluvia (reservorios), un sistema de riego por goteo en 2 hectáreas  lo que les ha permitido la producción de diferentes hortalizas durante la época seca y asegurar el alimento para sus familias.

Honduras está atravesando la emergencia sanitaria ocasionada por La Pandemia COVID19, ante esta situación las autoridades nacionales han establecido el confinamiento domiciliario y toques de queda, para evitar la circulación de los pobladores esto ha ocasionado un incremento en el porcentaje de desempleo y una baja capacidad de generar ingresos que limitan a las familias a asegurar su alimentación y bienestar.

Ante esta situación se observa la fortaleza de la comunidad El Santuario, al contar con una infraestructura de producción adecuada de 8 reservorios, un sistema de riego por goteo en 2 hectáreas de terreno con diferentes cultivos hortícolas bajo la modalidad de fertirriego, los habitantes de la  comunidad cuentan con productos como: Sandía, cebolla, frijol ejote, tomate, chile etc, además de contar con un aproximado de 10 Hectáreas de maíz sembradas actualmente, que se estarán cosechando a inicios de Agosto, lo que garantiza varios meses de alimento a las familias de la comunidad.

 

Actualmente han cumplido con las actividades programadas en el SubProyecto, quedando un remanente de fondos, el cual ha sido solicitado por la junta directiva de ESMUFES, para la compra de insumos y semillas, y así ampliar las áreas productivas, garantizando la seguridad alimentaria de las familias de cada uno de los socios de la Empresa y miembros de la comunidad.

  Productores de ESMUFES, distribuyendo Cebolla

Aprovechando la época lluviosa, proyectan establecer al menos 5 hectáreas de terreno con diferentes cultivos hortícolas entre ellos tomate, calabaza, pipián, remolacha, cebolla, también pequeñas parcelas de ajonjolí, maní o cacahuate y otras especies como el chipilín.

Es importante mencionar que durante la crisis que está viviendo el país por la pandemia COVID19 y cumpliendo con las medidas de seguridad establecidas por las autoridades nacionales, al no poder viajar a la ciudad más cercana que es Choluteca, han logrado abastecer a las familias de la comunidad con las hortalizas y vender a comunidades cercanas el producto con precios por debajo del mercado.

ESMUFES  ha apoyado con raciones de alimentos a personas de la tercera edad y familias que cuentan con niños,  como medida de solidaridad para que no falte el alimento en cada uno de los hogares de la comunidad que por años viene luchando unidas en cada esfuerzo que se desarrolla en su beneficio.

La Pandemia COVID – 19, ha demostrado la alta vulnerabilidad, en la seguridad  alimentaria de las familias, pero también ha permitido fortalecer la unidad y el trabajo en equipo, quedando demostrado que las comunidades tienen capacidad de producción, pero necesitan un impulso económico para poder salir adelante

Garantizando La Seguridad Alimentaria Mediante La Producción Diversificada En Tiempos de Covid-19
Priorizando La Seguridad Alimentaria De Los Pueblos Originarios De Tacuba, Ante La Pandemia Covid-19

Priorizando La Seguridad Alimentaria De Los Pueblos Originarios De Tacuba, Ante La Pandemia Covid-19

El estado actual de las comunidades Originarias de Tacuba, Departamento de Ahuachapán, ante el impacto de las medidas tomadas por el Gobierno de El Salvador, para la contención de la pandemia COVID 19, es crítico, se enfrentan a la amenaza de agudizar la desnutrición, que en el 2019 alcanzo un 34%, según la Unidad de Salud del Municipio de Tacuba, siendo los cantones más afectados y críticos el Níspero, El Sincuyo, El Jícaro, San Juan y los asentamientos periféricos al Casco Urbano.

A partir de la realidad que ya vive El Pueblo Originario de Tacuba, en el marco del Subproyecto Rescate de la dieta ancestral de los Pueblos Originarios de Tacuba, implementado mediante el Programa de Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC), ejecutado por ACICAFOC y financiado por el Ministerio de Cooperación Alemana a través del Banco KFW, se ha iniciado el establecimiento de 2 centros de producción y distribución de hortalizas y 3 granjas de aves de doble propósito para atender a las familias más afectadas de los 15 Consejos de Pueblos Originarios de Tacuba. La idea es producir alimentos ricos en nutrientes como el chipilin, moras (para sopa), tomate, cebolla, frijol de ejote, pepino y pipían, además incrementar la producción de gallinas para la producción de huevos y carne y generar un mercado de intercambio entre los productores, esto con la finalidad de equilibrar la dieta de las familias.

Con la inversión a realizar se pondrá en producción una extensión de 5 tareas(3144,45m2) de hortalizas en el Caserío El Mameyal y 7 tareas (4402,02m2) en caserío San Juan El Coco, siendo estos los centros de producción y distribución al resto de las comunidades afectadas por la escasez de alimento. Asimismo, las granjas de aves estarán distribuidas en el Caserío El Arenal, Caserío el Jícaro Centro Palmo y una tercera en el Caserío El Chupamiel.

La Pandemia COVID – 19, deja en evidencia la alta vulnerabilidad en la seguridad alimentaria de las familias, y la necesidad de fortalecer las condiciones de las comunidades indígenas para apostarle a su autonomía alimentaria.

Entrega de Alimentos en Comunidades Kakawiras, Municipio de Cacaopera, Morazán, El Salvador

ACICAFOC, a través del sub proyecto “Promover la Recuperación del Patrimonio Cultural – Ancestral y Semillas Criollas Kakawiras, ejecutado Mediante el Programa “Agrobiodiversidad Indígena y Campesina en Centroamérica (PAICC)” financiado por La República Federal De Alemania a través de KFW, ha realizado la compra y entrega de alimentos a más de 3200 familias en el Municipio de Cacaopera, El Salvador.

La recepción, preparación y entrega de paquetes alimenticios se realizó de forma ordenada iniciando con las comunidades más retiradas de Cacaopera, como son las ADESCO de los Cantones de Guachipelín y Calavera, y así sucesivamente con las otras comunidades, siempre respetando las medidas de prevención emitidas por el Ministerio de Salud, para evitar la propagación del virus.

Para la distribución de los paquetes alimenticios se hizo uso de una emisora radial local, medio por el cual se informo a los 45 líderes de las Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCOS) socias del Comité de Desarrollo del Municipio (CODEM), las indicaciones técnicas para la programación del día y hora de la entrega del paquete alimenticio.

Al momento de retirar los paquetes de alimentos cada ADESCO ha sido responsable de llevar su propio medio de transporte para hacer llegar los alimentos a las respectivas comunidades y aquellas que no contaban con medio de trasporte, han coordinado con la municipalidad para apoyar el proceso de entrega. Por las características del virus, únicamente se requirió de dos representantes por ADESCO para evitar conglomeraciones.

“EL CODEM, una organización preocupada por su gente ante la Emergencia Nacional por el COVID 19, pero consiente que solo organizadas las comunidades indígenas saldrán de esta crisis. Ahora se deben priorizar nuevas apuestas, para trabajar por la seguridad alimentaria de las familias. En evidencia queda, que como comunidades indígenas no estamos preparados y que no contamos con una autonomía alimentaria. Ahora se marca un antes y un después, la crisis apenas inicia” Palabras de la Sra. Marilú Fuentes, presidenta del CODEM.

Es momento de estar al lado de quienes más lo necesitan, es momento de no permitir que ninguna familia se quede atrás, es momento de estar presentes y consientes que debemos ser uno con quienes hoy se encuentran en vulnerabilidad.

¡Juntos Saldremos Adelante!

Entrega de Alimentos en Comunidades Kakawiras, Municipio de Cacaopera, Morazán,  El Salvador